Cómo lo comunicamos anteriormente, entre el 8 y 10 de noviembre se realizó la 71° Convención Anual del IIMCh, la cual contó con la participación de algunos profesionales de JRI. En esta oportunidad presentamos la exposición de Katherine Altamirano, Ingeniero de Proyecto área Hidráulica.

Katherine Altamirano es Ingeniero Civil en Obras Civiles de Santiago de Chile. Cuenta con 17 años de experiencia y 14 años dedicados a proyectos mineros en sistemas de transporte hidráulico de larga distancia y conocimientos operacionales para puestas en marcha de concentraductos, sistemas de depositación de relaves e impulsiones de agua, también posee experiencia en proyectos de minería subterránea. Ha participado en proyectos de Ingenierías de perfil, factibilidad, conceptuales, básicas e ingenierías de detalles y posee conocimientos en ensayos de laboratorio incluyendo reologías y caracterización de muestras.

La charla aborda el tema de “Sistemas de Bombeo Niveles de Drenaje” en la cual enfatiza que, con el aumento de la explotación minera, el ritmo de extracción y área de footprint; el área hidrológica afectada por el hundimiento siguió creciendo, abarcando diversas quebradas, todo lo cual hizo aumentar el flujo de agua que se descarga desde el terreno natural sobre el cráter de los complejos mineros, de la zona central de chile.

Adicionalmente, el cambio climático modificó la altura de línea de nieves, subiendo el promedio en más de 500 metros en la zona Centro-Sur y con tendencia a seguir aumentando. Ello implicó que sobre el cráter se adicionen flujos de aguas lluvias y no solo derretimiento de nieve.

Por tanto, en la época actual, con el diseño de las nuevas minas de la zona central de chile, sin descarga gravitacional al exterior, la problemática del manejo de aguas al interior de dichas minas es más complejo, y a juicio experto, no deberían utilizarse los mismos criterios de hace unos años, como por ejemplo la definición de 20 años de periodo de retorno, con los cuales se diseñaron las obras de las actuales minas de Rancagua.

La problemática se presenta cuando debemos considerar la instalación de equipos de bombeo en los puntos bajos de los cráteres, lo que conlleva a depender de estos equipos ante un evento climático extremo.

La discusión esta en el tipo de bomba a instalar para estos sistemas, existiendo diferencias muy marcadas entre la utilización de bombas centrifugas horizontales y bombas centrifugas verticales. Entre las principales diferencias se destacan la mantención de los equipos, los repuestos, la facilidad de traslado, el tipo de succión y los puntos de operación que manejan. Por lo anterior se hace necesario evaluar con mayor detenimiento estas definiciones, ya que como se ha mencionado anteriormente, se está dependiendo de estos equipos para evacuar las aguas que llegan desde el exterior y las mismas aguas que producen las minas, las cuales están cada vez a mayor profundidad.

Pueden ver la charla en el siguiente video: